24 mayo 2006

Cuatro y medio

Tal vez a la próxima. O si no a la próxima. Esta no será la noche en que te lo diga. ¿Sabes? Tras esta fachada de chico tímido se esconde un amante envidiable, y está mal que yo lo diga, lo sé... pero vamos, es que no lo digo yo. Con esa falda a mi lado lo íbamos a pasar bien los dos por ahí. Ibas a pasear la coleta por medio país. Por cierto, vaya coleta. ¿Cuánto has tardado en hacértela? Vale, cinco segundos. Diez como mucho. Pero es que me gusta, te queda muy bien. ¿Y esos ojos? ¿Cuánto has tardado en darles ese brillo? ¿Una hora? ¿Toda la vida? ¿No? ¿Sabes cuánto he tardado yo en darme cuenta de que son, con diferencia, los ojos más bonitos del local? Sí, no creas que no me he percatado. Que no te voy a decir que no te haya mirado las piernas. Que sí, que las he mirado. Y el culo. Obvio. Pero también he visto esos ojos y en fin, que no sé con qué quedarme... Por mí con todo, pero claro, antes debería decirte algo. Un "hola" o algo así, no sé... ¿Qué se supone que tengo que decirte? ¿Cualquier gilipollez? No, por favor, no me hagas pasar por eso... Dime, ¿qué tengo que decirte? "Hola, bonita coleta". Menudo imbécil. ¿Algo más directo, como "si sigues acercándote va a saltar la alarma antiincendios"? Ay, qué payasadas. Me da vergüenza sólo pensarlas. Sí, también me he dado cuenta de que cada vez bailas más cerca. Y sé que sabes que me estoy fijando en ti. Soy tímido, no idiota. Estás esperando una frase. Pues te voy a decir una cosa: me alegro de que no estén mis amigos porque entonces me darían una paliza. Con razón, no lo niego. Pero no te preocupes, no están, y cuando llegue a casa no me voy a atormentar, no creas. Estoy acostumbrado a terminar la noche bailando ante el cogote de la chica más guapa de la discoteca. Sin decir palabra. Bueno, ya encienden las luces. Nos vemos otro día, o no. Hasta siempre.

1 comentario:

Laura dijo...

jejeje, qué guay la "crónica".

En serio te vas ya! qué fuerte! qué ilusión alf. Y qué suerte que la resi esté en el centro, además estando en resi, seguro que conoces gente en la cocina o algo, jeje. Qué bonito, yo que soy una flipada, ya me imagino paseando por Lyon.

Ganas de que vuelvas ya y cuentes muchas cosas.

besos