16 marzo 2006

¿Qué está pasando en Francia?

Apenas se habla de ello, pero en el país vecino los estudiantes y la policía se están zurrando de lo lindo. No parece el Mayo del 68 de este siglo, pero sí preocupa que más de la mitad de las 84 universidades francesas estén paralizadas por las protestas. Según el sindicato de estudiantes son 57 los centros afectados; según el ministerio de educación francés son 46 (sí, las universidades también corretean cuando intentan contarlas...).

-¿Por qué protestan?
El motivo es el "Contrato de Primer Empleo" (CPE), una medida impulsada por
Villepin que permitirá a las empresas echar de su puesto de trabajo a los menores de 26 años durante los dos primeros años de contrato sin causa justificada.

-¿Por qué iba nadie a hacer algo tan feo?

En realidad se trata de un
contrato indefinido, pero con un periodo de prueba de dos años. El empleado que sea despedido durante ese periodo cobrará indemnización y paro. Antes de su despido recibirá un preaviso, es decir, no le podrán echar de la noche a la mañana. Y Villepin propone mejorarlo con el pago de cursos de formación por tres meses.

-Entonces, ¿dónde está la trampa?
En realidad lo de "periodo de prueba" es un eufemismo, porque miles de empresarios echarán a sus empleados antes de que cumplan los 24 meses para contratar a otros pobres pardillos menores de 26 años. Como se ha hecho toda la vida. Como se hace en España con los becarios y los contratados por ETT. El mismo Villepin lo reconoce cuando afirma que su CPE "va a crear empleo para los jóvenes con dificultad". Animará a los empresarios a contratar más porque tendrán licencia para despedir. Es un contrato basura, aunque esté a años luz de la basura que tenemos aquí, donde la temporalidad hace las delicias de las empresas. Es
precarizar lo que tienen, y muchos no piensan permitirlo.

-¿Qué va a pasar?
La ley está aprobada por el parlamento desde hace una semana pero ha sido recurrida y podría ser declarada inconstitucional. Además de los estudiantes, Villepin tiene en contra a la oposición socialista, a los rectores, a los profesores, a los colegios e institutos y a la mayor parte de la opinión pública (su imagen no deja de caer en los sondeos). Sin embargo, ha dicho que no va a ceder. La huelga puede prolongarse por mucho, mucho tiempo, y las protestas son cada vez más violentas.
El sábado puede ser determinante, dependiendo del resultado de la movilización prevista en todo el país.

-¿Qué hay de España? ¿Qué pasa en el paraíso de la precariedad laboral? ¿Qué harán aquí los estudiantes mientras en Francia luchan por defender sus derechos?
Para este viernes hay convocados varios
macrobotellones en diversas ciudades. Se trata de ver quién lo hace más grande...

2 comentarios:

lelille dijo...

hazte un flog y te visitaremos más!!! aunq aquí digas cosas muy interesantes

Anónimo dijo...

Vamos a tener que pedirle a J&B que patrocine futuras manifestaciones en contra de los contratos basura, vivienda, educación... etc, etc, etc porque al personal lo de pasar frío a palo seco, parece que no le va mucho...
Leire