08 junio 2006

Juicio a mí mismo

Con la venia, señoría, solicito la consideración de estas pruebas para determinar la inocencia de mi defendido, el señor Maximus, acusado de ser un niño trastornado y violento a la temprana edad de cinco años. Lo que expongo ante ustedes son discos de plástico con 12 casilleros llenos de pólvora, concebidos para ser detonados con un dardo de punta metálica plana. Un juguete que, como tantos otros diseñados para conmocionar a los adultos, fue utilizado afanosamente por el acusado.
Fíjense, señores del jurado, en la inscripción azul de la solapa de la caja: "Ministerio de Industria, sección Minas 71-T". ¿Quiere esto decir que mi cliente, el pequeño señor Maximus, es un terrorista entrenado por el Estado? ¿Estamos sugiriendo que, al igual que la CIA adiestró a Osama Bin Laden, el gobierno socialista de Felipe González creó a un monstruoso zapador capaz de presentarse en el Ministerio de Industria cargado de explosivos para gritar "¡¡Montilla teleñeco!!"? No estamos aquí para decidir qué fue antes, si el huevo o la gallina, sino para decidir si mi cliente es o no un sujeto socialmente integrado y capacitado para llevar una vida normal.
Quiero compartir con ustedes una reflexión. ¿Deben acaso los niños sustituir el enérgico juego de polis y cacos por una sesión de diálogo y negociación? ¿Hemos de cambiar el bote botero por la educación en la tolerancia? ¿Quién de los aquí presentes no ha utilizado alguna vez su dedo índice como una aniquiladora arma de fuego capaz de eliminar al más tramposo en el escondite, al más faltón en el fútbol o al más amigo de la nueva niña rubia? Señores del jurado, este no es un juicio contra el señor Maximus a la edad de cinco años. Es un juicio a nosotros mismos. Miren en su interior. Probablemente verán a un adulto que desea un mundo mejor. Miren estos discos de plástico y vuelvan a mirarse a ustedes mismos. Y ahora admítanlo: están deseando tener a mano el dardo-petardo que te peta el nardo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

juasssssssssssss!!! sólo existe esa foto del niño? le abdujeron de los 4 a los diecialgo...? qué tal ayer? vaginosil?
yo bien, pero me perdí carta blanca, que hasta lo vio mi madre... ratas a la plancha!
nico

Anónimo dijo...

te peta el nardo, eh? jajaja
pues... yo creo que he jugado poco con pistolas... bah, no sé, paso de psicoanalizarme... cosas peores haría.
kirin de bulgaria (nico)

a.j. dijo...

miguelito, ahí eras ya grande. casi tanto como el niño de jerry maguire. ya te contaré cómo va mi batalla contra el imperio del japón. en un titular: nos vamos todos a tomar por culo: yanquis, japos y pilotos de la raf. todo salta por los aires. bueno, si a harry stamper le valió...