14 enero 2008

El año que fui Presidente (III)

Aquel año de mi presidencia fue el de la inclusión de Puerto Rico como el quincuagésimo primer Estado de la Unión. Vale que no es el mayor logro de la historia de nuestro país, pero al menos no intenté invadir Cuba cuando la palmó Castro ni acabé bombardeando Irán, como muchos vaticinaban. Durante mi mandato el hombre no llegó a Marte, no descubrimos la vacuna contra el sida ni pillamos a Bin Laden. Tampoco pude cerrar Guantánamo porque el cabrón de Bush lo hizo unas semanas antes de irse, por aquello de lavar su imagen.

No llegué a prohibir las bodas de maricones como decían que iba a hacer… Estuve a punto, pero no me dieron tiempo. Afortunadamente, durante la campaña evité pronunciarme y así arañé algunos votos del otro lado sin perder los del mío. Y no, tampoco limité lo de las armas. Pero sí puedo decir que durante mis 261 días de presidencia las putas televisiones no pudieron retransmitir en directo ninguna de esas matanzas en algún instituto estadounidense.

La economía me la dejaron hecha una pena, en Iraq cayeron casi mil soldados más y en la clase baja seguían muriéndose por enfermedades sencillas o un cáncer de mama sin diagnosticar. Pero peor fue el crack del 29, la guerra de Vietnam o vivir en Etiopía, cojones. Nadie me podrá reprochar que me haya cargado el sistema sanitario, la educación o el puto medio ambiente. Ya venía todo jodido de antes.

No reduje las emisiones de CO2, no apadriné con éxito ningún proceso de paz ni conseguí hacer del mundo un lugar más seguro. Exactamente igual que mis predecesores. Pero mi final fue mucho más grande que el de todos ellos. No dimití por televisión como Nixon ni me asesinaron a tiros como a Kennedy. El Presidente Zacharias Y. Xayes, tras nueve meses de mandato, le regaló al mundo el final más épico imaginable para el líder de la primera potencia mundial.

- “Catherine, avisa a mis asesores. Nos vamos a Nueva York”


5 comentarios:

muchadela torre dijo...

Mas que bueno
.............. tu blog

Belén dijo...

:)

No se si podré aguantar hasta la siguiente entrega... me gustó!

Gracias por firmar en mi blog, vuelve cuando quieras! Yo lo haré si no te importa ;)

Besicos

AccentLess dijo...

mas, mas, mas...

Lele dijo...

hola holita!

Anónimo dijo...

Que bueno seria vernos en New York...

Besoooteeeessssss Mofle.