23 octubre 2007

Homework

Yo he venido aqui a estudiar ingles, lo que pasa es que sois de pensar mal y solo porque haya salido de marcha seis de las siete noches que llevo aqui ya parece que estoy de cachondeo. Pero no, si hasta me ponen deberes... Hoy he ido al hotel mas caro de Miami Beach a preguntar precios, un ejercicio para una de mis clases. Un coleguilla venezolano y yo hemos fingido ser representantes de una empresa brasilena en busca del mejor servicio para nuestro presidente, que piensa venir a Miami. Y ha colado, a pesar de haber ido en banador. Asi que no os penseis que estoy todo el dia tocandome las bolas, que hoy por ejemplo he tenido que probar las mejores suites del Ritz-Carlton y pasear junto a su inmensa piscina frente al mar... Es muy duro hacer los deberes escuchando chill-out en el hilo musical mientras el personal del hotel mas lujoso de esta superficial costa te intenta convencer de que les elijas a ellos... muy duro.
Pero como no todo va a ser trabajo, este finde pasado nos fuimos unos cuantos de excursion a Key West, la ciudad mas meridional del pais, donde las viviendas no bajan de los dos millones de dolares. Un paraiso tropical donde anclaban los piratas y donde ahora llegan los balseros cubanos que huyen de Castro. La ciudad que decidio pintar de rosa sus taxis cuando la homosexualidad se censuraba en el resto del pais. Una islita donde todos viven felices y borrachos hasta que un huracan lo mande todo a tomar por culo. Por la noche, fiesta. Antes de llegar, snorkeling en Cayo Largo. Y de vuelta, paradita para comer con un concierto de reggae en la playa.
Y no me extiendo mas, que vuestra envidia me va a acabar matando. Pensad que al fin y al cabo aqui todo es superficial y la belleza que importa esta en el exterior. Asi que mientras os dejo pensando que hay de malo en todo eso, me despido hasta la proxima. Es muy duro estar aqui, lejos de mi tierra, teniendo que sustuir el asfalto de Madrid por la arena blanca de Miami Beach... muy duro.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Que cabron...

Podria decir mil cosas ocurrentes e incluso hacerlas sonar divertidas, pero...

Que cabron...

(pero sabes que lo digo con mucho amor de color rosa, como el de los taxis)

AccentLess dijo...

El de antes era yo (la falta de acentos es inequivoca, pero por lo que pudiera pasar)

Anónimo dijo...

Ánimo tío. Sabemos que es duro pero sólo es un mes. Cuando te quieras dar cuenta ya estarás aquí de nuevo, entre nosotros, descansando en un relajante atasco con buena música y mucho tiempo para pensar...
tx

Clark Kent dijo...

No te envidio en absoluto, presidente. Sólo envidio tu heroísmo, carisma y natural tendencia a salvar el mundo. Pero, ¿playas, mujeres con pechos, Ritz Carlton? Puaj!
p.d. I´ve got a little something for you.

Anónimo dijo...

¿Me cambias un puñado de arena por una porción -la que gustes- de Buenos Aires? Marie.

El Jardín dijo...

Entonces, ¿cómo es que es posible entablar un cóncavo con un convexo en la última riada de ese dodecaedro?