29 febrero 2008

Año bisiesto, y con lo puesto

Hoy me han contado lo que vale un día. En España, 2.780 millones de euros. Razón suficiente para no añadir ni un puñetero festivo más al calendario laboral. Si esto fuera un powerpoint adjunto en un email diría algo así como “ahora imaginemos que la ilusión fuera una divisa y convirtamos todos esos millones en felicidad”. Pero tranquilos, me importa un pedo el producto interior bruto.

Tiene gracia esto del día extra. Así, por la puta cara. Lo que hago hoy no cuenta, y eso es un terreno fértil para las reflexiones estúpidas, que nunca son vinculantes. En los últimos minutos de este 29 de febrero le soplo a la sopa fría y me replanteo mi vida, con la seguridad que da saber que mañana será 1 de marzo y todo volverá a ser normal.

Mi estrella roja se esfumó jugando al ajedrez. O me cambió por un cantante de hiphop. Esa estrella aparece y desaparece, y entre tanto ir y venir al final ya no sé si la tengo o sólo me la imagino. Si esto fuera un email en cadena hablaríamos de lo de pedir deseos a las estrellas. Pero yo, como mucho, cuando veo una deseo que estalle en ese momento, que por lo visto es la hostia de bonito. Curiosidad científica más que afán destructivo.

Si tiráramos el día de hoy a la basura perderíamos un montón de millones. Una cantidad a multiplicar por cada día desperdiciado. En euros, ilusión o en lo que cada uno quiera convertir el día. Yo este bisiesto me he levantado con lo puesto más días de los que me hubiera gustado. Y los que me quedan. Entre vendas y nolotil amaneceré unos cuantos días, y la sensación es amarga.

Hoy le soplo a la sopa fría, con la tranquilidad de saber que quedan pocos minutos de este absurdo día. Si te vas la semana que viene a Moscú, a Kosovo o a Mongolia, si hoy te quedaste sin menú, si lo último que comiste fue un bigmac y te ha sentado mal, o si te pasaste los últimos carnavales sin salir de casa… tranquilo, mañana todo volverá a ser normal.


Pulsa play si te place.


4 comentarios:

Belén dijo...

Yo siempre he pensado que lo que haga hoy no sirve de nada jajajajjajajaja

Besicos

Isabel dijo...

Un día más de trabajo, un día más de disgustos (y de gustos, quién sabe)... un día más que a muchos interesa y a otros no tanto. Ya estamos de vuelta a la normalidad, hasta dentro de 4 años. Besos.

Milagros Sánchez dijo...

Apuesto por cambiar los 2.780 millones de euros POR SONRISAS!!!!
Así cada año bisiesto se conocería por el año de la felicidad.
Besos multicolores :))

ScullyMD dijo...

Noto cierto aire de contrariedad??? Mmmmmmm.... el 29 de febrero es un día raro... sabías que es San Rufino? Será por eso que cada vez es más difícil encontrar gusanitos de esa marca en las tiendas de chucherías? A lo mejor sólo los fabrican los bisiesto...
Food for thought!