28 febrero 2008

Ajedrez (tercetos encadenados)

Yo blancas, tú negras: moví primero.
Un botellón en la playa, de noche,
demasiada gente para un tablero.

Varias miradas y alguna va al coche...
aún no conoces a los de la escuela:
si no vas rápido eres un fantoche.

Me presento: dos besos, por si cuela.
Aceptas, así juegan los peones,
y resulta que eres de Venezuela.

En grupo manejo las situaciones,
pero pregúntales a estas chicas:
a solas tengo que echarle cojones.

Con risas y algunas frases redichas
empiezo la partida, es la guerra,
recuerda que esto va de comer fichas.
Intento imaginar qué es lo que encierra
esa cara de no haber roto un plato,
pero al final me has salido gamberra.

Te propongo escapar de aquí un rato
y no es sólo un movimiento certero,
visto el panorama es lo más sensato.

Yo blancas, tú negras: moví primero,
en mi ajedrez el jaque es a traición,
no hay rey, reina, caballo o caballero,
gané agarrándote del cinturón.


4 comentarios:

AccentLess dijo...

Sabes que mi lado femenino esta profundamente colado por ti... afortunadamente (sobre todo para ti) mi lado femenino es muy chiquitito...

Me ha encantado, tio.

Libro recopilatorio ilustrado, YA!

Belén dijo...

Joder, también le das a la poesía?

Yo te envidio...

Y el poema, salao salao :)

Besicos

Anónimo dijo...

Tronko, es una puta cancion hiphopera de las que marcan, muy bueeeeno.

Libertad dijo...

Si le añades un poco de "daaame más gasoliiiina" y una pizca, sin pasarse de "tiene un tremendo cu-lo"... A la altura de Sabina. Oye, no es cuestión de que alces el dedo a modo de ceja circunfleja al efecto. Besos mil.