25 julio 2007

Sustancia prohibida

PRESENTACION: textura suave. Gusto dulce y/o picante. Aromática. Talla media, piel tostada. Pelo moreno, largo y lacio. Exquisito gusto en el vestir y elegancia al andar. Ternura en el habla con un marcado acento.

CONSUMO Y EFECTOS: provoca sensación de euforia, bienestar y relajación; saturación de los sentidos, exaltación del estado de ánimo, cuadros alucinatorios; lenguaje incoherente, ilusiones y temblores. Disminución de la capacidad de concentración y persistente alteración del sueño. En contacto con la piel provoca el erizamiento del vello. Puede causar hipertensión, aceleración del ritmo cardíaco, dificultades en la respiración y aumento de la temperatura corporal. El contacto con la lengua dispara la sudoración, disminuye las inhibiciones y puede conducir al colapso hormonal, llegando incluso a la pérdida del conocimiento.

RIESGOS: altamente adictiva, capaz de generar dependencia aguda y síndrome de abstinencia prolongado. Tras varios días sin consumir, los síntomas multiplican su intensidad. Genera debilidad, sensación de fatiga, apatía, dolores de cabeza, irritabilidad, paranoia y confusión. Crea en el consumidor una profunda sensación de inseguridad. Aparecen las crisis de pánico y la depresión del sistema nervioso.

OBSERVACIONES: su consumo, tanto prolongado como esporádico, está altamente desaconsejado.

4 comentarios:

AccentLess dijo...

Como cualquier otra droga... que gran comparacion...

Anónimo dijo...

Como dijo Ramón, las drogas... son, ¿cómo diría yo?, son la verdadera salud. Porque tenéis que saber que todo hombre tiene 5 derechos fundamentales: el primero es la vivienda. El segundo es la... la ropa. El tercero es esto..., lo de..., la dignidad. Y luego hay otros dos que ahora mismo no me acuerdo.

Como dice mi ipod: ARTISTA

tx

Jero Moreno © 2007 dijo...

Pero como todas las drogas, tienen el atractivo de lo perjudicial, de lo prohibido...

Suscribo totalmente... un abrazo, crack!

paola monti dijo...

jajajaja, está muy bueno, ya me quisiera una maquiavélicamente adictiva, para mi solita, y perderme entre esos efectos colaterales, que se me hacen muy tentadores...

debo aclararte maximus que el texto que leiste en mi blog, es el único que no es mío, lo tomé de una página precisamente porque me pareció excelente, que estaba muy bien hecho [el enlace está ahí por si te interesa verlo], obviamente le puse un poquito de mi cosecha, para enriquecer el post... en todo caso, te invito a leer mis textos, a ver si sigues opinando lo mismo.

un beso, me ha gustado mucho tu blog y gracias por la visita, espero no te pierdas.