29 abril 2007

Solamente estar

Es calma, es miedo, es placentero pero también amargo. No sé exactamente qué es, pero me gusta, y por eso vengo a verte. Si me haces preguntas tal vez indague en la respuesta, así que mejor si no sacamos el tema. Sólo siéntelo y déjame seguir respirando tu perfume. Me atrae tanto. De forma infantil y casi inconsciente acudo a tu olor simplemente para estar. Lo creas o no, esto es lo que quiero. Porque cualquier otra cosa te haría daño. No saquemos el tema y déjame saborear tu compañía. Me ayuda a olvidar lo de siempre, mi viejo laberinto sin salida en el que ya empiezo a marearme. Préstame tu presencia, dulce deleite con un leve toque amargo que aún puedo soportar.

2 comentarios:

AccentLess dijo...

Creo que cuando uno no quiere sacar el tema, es porque el otro quiere sacarlo a toda costa... tal vez no en el momento, sino esperando la ocasion del reproche...

De todo laberinto se acaba saliendo -solo-... salvo si constantemente quieres volver al punto de inicio, porque resulta ser placentero y amargo

Espero equivocarme, pero lo que escribes es una verdad aplastante que se sufre constantemente... cojonudo, si señor

Sophie dijo...

una verdad como un templo..
lo q me gustaria saber es por que el q saca el tema no puede evitar hacerlo, aun sabiendo q no es bueno para si mismo y tampoco lo es para el otro..

yo creo q es como una adiccion, sabes q no debes pero no puedes luchar contra ello.de todas maneras, creo q a veces es mejor descargarse y quedarte mas agusto q un arbusto. es mi opinion..

;)