24 septiembre 2008

Malta, ese lugar

Me voy a Malta a estudiar inglés. Está decidido y no voy a echarme atrás, por más que me bombardeen con eso de "¿tú a qué coño vas a Malta?". Yo lo tengo clarísimo: allí encontraré malteses de buen corazón, unos decorados majísimos de Gladiator (por lo visto al acabar el rodaje Ridley Scott dijo "tranquilos, que ya vengo yo mañana y lo recojo"... y ya va para nueve años), y unas clases de inglés buenísimas.

No hagan caso al eje del mal desinformativo. La próxima semana tendrán noticias desde el Mediterráneo.

5 comentarios:

Laura dijo...

Alma de cántaro!!!! Bombardeo va... ¿tú a qué coño vas a Malta? Hemos visto tus razones y no nos parecen suficientes!. Malteses de esos con esto de la globalización hay por todas partes, hasta en las gasolineras las 24h para que no te falten; que si quieres romanos te llevamos a pasar el día a Mérida y echándole un poco de imaginación... y en cuanto a las clases de inglés, ejem!... aquí también se puede practicar la lengua, qué la noche madrileña nada tiene que envidiarle a la maltesa!
En fin, tú verás, pero luego no digas que te ha quitado un cacho un micro-organismo de esos...

Ya nos dirás cuando partes, muchos besos ;)

Isabel dijo...

Pues yo estuve en Malta y me pareció el colmo de la tranquilidad, un sitio relajante. Que te lo pases bien, besos.

AccentLess dijo...

Un colega mio estuvo alli, y esta pensando en irse a vivir para alla una temporada, lo que significa... segun el, el lugar es cojonudo, pero tambien dice que, junto con España, es donde menos ingles ha hablado en su vida...

Otro dato reseñable... al parecer trajo la polla en carne viva...

Belén dijo...

Pues me parece genial, siempre y cuando nos des noticias tuyas me parece genial...

Besicos

Arte_Facto dijo...

waajaajajaaa!
ay alfonso, me he reído tanto con los maltesers, sólo tú podías podías hcaernos reír tanto con algo tan pequeño.